viernes, enero 23, 2009

terminemos de bailar

http://www.youtube.com/watch?v=ZgcqijaUxdg&feature=related


N. del A: (imprescindible abrir esto para comprender el texto)



se acabó la galantería
se acabaron las escenas de galanes alpachinescos y mujeres seductoras de grandes y hermosos labios y definida la figura.
se dió por acabada la última escena de la película en la que salía a escena el galán del hortelano, como el perro, sin comer ni dejar comer.
bailamos el último tango abrazados, sintiendo temblar cada uno de nuestros trémulos músculos. temblábamos como púberes seres cubiertos de nieve, enamorados, en medio de quien sabe, a punto de llorar los dos. sin atrever ni a mirarnos siquiera.

se acabaron las noches en vela mirándonos a través de una vela roja con su llamarada incandescente acentuando tu sonrisa, definiendo ocasionalmente tu vestido negro ceñido que tantísimas veces me cegué con él.

se acabó el caminar sobre el agua sonriendo; caminaremos ahora, si acaso, sobre valles de lágrimas inhertes. muriendo a cada paso un poco más, pues a cada paso, un paso más hacia ninguna parte, hacia nada ser.

bailábamos y nos mirábamos los hombros por debajo de los párpados entrecerrados, cogidos de una mano bien alta, otra en tu cintura, y otra mano en mi cadera; una pierna tuya se deslizaba por otra mía, y sonreías tímidamente, dominando la situación; cambiábamos el ritmo, marcábamos el compás a nuestro antojo y bailábamos eternamente. y así bailamos para siempre.
eva, ¿sabes el significado de la expresión "para siempre"?:

-moriría día tras día de todas las formas posibles por una cabeza; por una cabeza me dejaría despedazar por un ave rabicunda diaria y eternamente, eva, para bailar contigo por la noche.

creo no saber cómo dejar de bailar contigo, creo no estar a la altura de este cambiante baile acentuado, con un ligero olor a carmesí, eva.

como aquella vez en la que deseaste mirarme por encima de todas las cosas y lo hiciste, y bailamos, embriagados, bailamos hasta quedar exahustos el uno al lado del otro, contoneándonos con la suave melodía de este violín que suena... bailamos toda una vida.

vete, si así lo quieres, eva, pero no te vayas a mitad de este baile; cuando, lentamente, nuestros cuerpos cesen, vete, si así lo quieres, eva...



pero ten claro que moriría día a día de todas las formas posibles por una cabeza

8 comentarios:

  1. ¿Para siempre?

    Eso es mucho tiempo, ¿no?

    Un fuerte abrazo desde el Otro Lado

    ResponderEliminar
  2. Joder,me encantan tus textos! O_O

    Para siempre es demasiado (dicen)

    ResponderEliminar
  3. para siempre no es ni mucho ni poco tiempo, es el tiempo entero: desde siempre y para siempre...

    la verdad es que me llama la atención eso de la eternidad... :(

    ResponderEliminar
  4. por cierto, gracias!! :)

    ResponderEliminar
  5. Dicen que no hay nada para siempre, pero esta regla, como todas, tiene su excepción.

    Me encanta lo de usar la imagen del baile. Y también me ha encantado el texto anterior, esa desesperación y esa angustia, muy bien plasmada.

    Y gracias siempre por tus comentarios : )

    ResponderEliminar
  6. la niña perdida1/26/2009

    un baile infinito, señor Garrós.qué pena que ya no se concedan bailes ni en pistas como encima de la cama.

    todo bien?
    un abrazo con olor a mandadarina

    :)

    ResponderEliminar
  7. Anónimo2/02/2009

    No se puede acabar el baile, así que ya puedes crear otra entrada :)

    ResponderEliminar
  8. Para siempre en realidad no es nada. Pueden ser dos días, tres meses o quince años. Lo que hace especial ese tiempo es lo que se hace con él.

    Un beso (:

    ResponderEliminar