jueves, enero 15, 2009

despistado

no es aquel, sin duda alguna, el literato al que me gusta acudir para que por mí escriba, no es éste el escriba, no.

me gusta: aguda la aguja, muerto en locura, escopetas y besos púrpuras rodeando su cintura.... el torreón de la absurda sinrazón sub-surrealista underground.


yyy...y siempre divago, en vez de estar bien centrado en lo mucho que odio al género humano, muchacho.

y siempre me acaricia la sensualidad del verso y el secuestro se me vuelve eterno e intenso, y en ocasiones, el espectro perverso sale a la palestra y reclama fuerte de quién es este cuerpo.

y sin duda el sexo: la pulsión onanista autodestructiva acristalada y los vahos por toda ella.

y sin duda alguna: poder disparar al mundo desde cualquier azotea neoyorkina mientras que ella se sienta tras de mi bebiendo su daikiri bajo una sombrilla de colores y con una pamela beige en lo alto del busto y con gafas de sol, con sus labios inyectados en rojo para que después me acerque y la bese.

y que luego, ella, si quiere, que baile bajo la lluvia o que grite o que maldiga o que sonría o aletee y se tambalee y caiga desplomada sobre un badén de plumas

4 comentarios:

  1. Que grite al cielo y sonría.

    ResponderEliminar
  2. Que de vueltas bajo la lluvia con la boca abierta y se coma las gotas como me come a mí.

    ResponderEliminar
  3. Haber elegido la palabra Mamut para su blog es algo que lo pone en el peligro evidente de nuestra atenta y vigilante mirada. Sea cauto, joven.

    ResponderEliminar
  4. Azoteas neoyorkinas...Como me ha llamado siempre esa ciudad...

    Que divague y no se centre en su odio de misántropo arrepentido.

    ResponderEliminar